Press "Enter" to skip to content

Historias de Palacio

San Sebastián oculta un pequeño tesoro en forma de palacio. Ahora, podrás visitarlo.

Al menos desde el siglo XI, antes de que naciera Donostia al pie de Urgull, ya existía en el promontorio donde se ubica el Palacio, una primitiva iglesia bajo la autoridad eclesiástica de Navarra, dedicada al santo romano Sebastián, iglesia que dio nombre a la ciudad. En 1887, este promontorio, que separa las playas de Ondarreta y la Concha, sería el lugar elegido por la reina regente María Cristina, para edificar su palacio de verano en San Sebastián, que compró con su propio patrimonio.

Las obras comenzaron en 1889 con planos del afamado arquitecto londinense Selden Wornum y dirigidas por el arquitecto municipal José Goicoa, al estilo “cottage”inglés. El jardinero paisajista Pierre Ducasse, quien realizó un excelente trabajo en el parque de Ayete, fue el elegido para proyectar los jardines de Miramar.

María Cristina de Hasbsburgo-Lorena pertenecía a la familia imperial austro- húngara. Tras casarse en 1879 con el rey de España Alfonso XII y el fallecimiento de éste cuando Mª Cristina estaba embarazada de tres meses, dando a luz en mayo de 1886 a Alfonso XIII, asumió la regencia hasta su mayoría de edad en 1902. MªCristina veranearía durante 40 años en Donostia, donde disfrutaba con los baños de mar, los paseos por el campo, los partidos de pelota de Jai Alai y los fuegos artificiales. Supo ganarse, con su cercanía, el afecto de la población donostiarra, llegando a familiarizarse con el euskera.

Fue la mejor embajadora que pudo tener la ciudad y no hubo una causa de San Sebastián que no apoyara en Madrid. Por ello, en 1926 el Ayuntamiento le nombró “Alcaldesa Honoraria” y obtuvo la primera medalla de Oro de la ciudad.

Entre 1950 y 1954 Miramar se convirtió en colegio e internado para el actual rey emérito Juan Carlos de Borbón, su hermano menor Alfonso y catorce compañeros más. En 1972 el Ayuntamiento donostiarra compró a D.Juan de Borbón, por 102,5 millones de pesetas, la finca de Miramar. En 1974 Miramar fue elevado a la categoría de  monumento Histórico-Artístico de carácter Nacional”.

En la actualidad, el Palacio Miramar, Patrimonio de la Ciudad de San Sebastián, acoge los Cursos de Verano de la UPV y la celebración de congresos y eventos de muy variada índole. Del 22 de julio al 16 de septiembre, ciudadanos y visitantes podrán realizar visitas guiadas de 30 minutos al interior del palacio, en euskera, castellano, inglés y francés.

En la visita guiada al interior del Palacio, se podrán visitar por primera vez los 7 espacios de la planta noble del Palacio: antecámara, despacho, hall, salón de música, billar, biblioteca- capilla y comedor. A través del relato y las anécdotas que cuenten los guías, se recreará la historia y la vida en el Palacio en aquella época. En cada espacio, que aún no cuenta con los muebles originales, se colocarán paneles con texto y fotografías que muestran su antigua decoración.

Las visitas guiadas se realizarán del 22 de julio al 16 de septiembre, en euskera, castellano, inglés y francés, con una duración de 30 minutos y en grupos de máximo 20 adultos +5 niños, por un valor de 3 €. Los tickets se podrán adquirir en los tres Puntos de Información de SSTurismo & CB (Boulevard, Estación de Autobuses y Plaza Cervantes) o a través de la web www.sansebastianturismo.com (Shop/ Actividades Top).