Press "Enter" to skip to content

Así será el museo del cine más grande (e impactante) del mundo

Cuando se menciona a ‘La industria’ en Los Ángeles no hace falta aclarar más: estamos hablando del cine. Y el séptimo arte tendrá en el Museo de la Academia el complejo de exposición y homenaje más grande del mundo, casi 28.000 metros cuadrados dedicados al pasado, el presente y el futuro de la industria audiovisual. Nadie quedará indiferente. Eso sí, habrá que armarse de algo de paciencia porque la inauguración, programada para el verano de 2019, se posterga a finales del año que viene. El motivo, dijo el director Kerry Brougher a Los Angeles Times, “es que no estábamos 100% seguros que los contratistas pudieran terminar a tiempo con toda la tecnología que hay que instalar”. A modo de ejemplo, indicó que hay que montar y probar “cientos de proyectores”. Un proyecto ambicioso Es que este Museo de la Academia (sí, la misma que entrega los premios Oscar) contará con tres edificios, diseñados por el arquitecto estrella Renzo Piano: el histórico Saban (que se encuentra en trabajos de rehabilitación), el Dolby Family Terrace (un gigantesco domo) y el cine-teatro David Geffen Theatre, con una capacidad de 1.000 plazas. También habrá terrazas, una plaza pública y un restaurante seguramente a cargo de un chef multi estrellado. El Museo de la Academia tendrá casi 28.000 metros cuadrados y constará de tres grandes edificios El proyecto está presupuestado en 340 millones de euros, y entre sus principales mecenas se encuentran los actores Tom Hanks y Annete Bening y el consejero delegado de Disney, Bob Iger. El Museo de la Academia tendrá casi 28.000 metros cuadrados. Un legado (casi) inabarcable El 60% de los espacios expositivos estarán dedicados a una muestra permanente, llamada “Donde los sueños se hacen realidad: un viaje dentro de las películas”, que presentará parte del impresionante legado de la Academia: 190.000 films, 12 millones de fotografías, posters, guiones y cartas y 3.000 objetos. Entre estos se encuentran desde los zapatos de Shirley Temple en El pequeño coronel, el traje de Salma Hayek en Frida, la primera máscara de Alien (que tenía ojos), la máquina de escribir donde Joseph Stefano redactó el guión de Psicosis y las tablas de Los diez mandamientos. Exposiciones interactivas La exposición inaugural estará dedicada al director japonés Hayao Miyazaki, creador de Mi vecino Totoro y otras obras de animación. Sus personajes del Estudio Ghibli rodearán a los visitantes a través de proyecciones en las paredes y en 3D en la Galería Marilyn y Jeffrey Katzenberg, un espacio de 1.100 metros cuadrados destinado a muestras temporarias. La exposición inaugural estará dedicada a Hayao Miyazaki y su universo de animación de Estudio Ghibli Para el 2020, será reemplazado por ‘Regeneración: Cine negro de 1900 a 1970’, que contará la evolución del cine dirigido y actuado por afroamericanos desde el nacimiento de esta tecnología hasta la reivindicación de los derechos civiles. Prototipo de la máscara para Alien. El cine del futuro La Galería Hurd, un espacio que ocupa dos plantas, estará dedicado a artistas visuales contemporáneos y directores que trabajan con tecnologías experimentales. Allí habrá proyecciones interactivas de sus creaciones, como cataratas de agua que parecen caer de las paredes y fluir por los suelos. “El cine existe de muchas maneras: no solo el de las salas tradicionales, está la técnica de mapping (proyecciones sobre edificios u otras superficies), la realidad aumentada y la virtual con el uso de móviles. Y queríamos que el museo explorara las nuevas formas del cine y la tecnología”, describe Brougher a la CNN. Boceto de la sala dedicada a directores y guionistas. El rincón de los premios Oscar Por supuesto que los premios Oscar tendrán su rincón, con una sala dedicado a los momentos más memorables, los discursos más recordados y el recordatorio de todas las estatuillas entregadas desde 1930. Y como todo museo de cine, en el auditorio David Geffen se presentarán películas del pasado y el presente en toda clase de formatos: desde tecnología laser hasta en 16, 35 o 70 milímetros. “Es importante que veamos a este museo como una continuidad, desde el pasado hasta el presente, y anticipándonos a cómo será el cine del futuro”, describe el director del futuro centro de Los Ángeles.