Press "Enter" to skip to content

Cinco cruceros para descubrir el Mississippi de otra manera

La calma del Mississippi, que unido al Misouri conforma la cuarta autopista fluvial más larga del mundo, es una invitación a la desconexión con los atardeceres más bonitos que se puedan recordar. La antesala del verano es la época ideal para viajar por este río, que atraviesa diez estados de EEUU hasta desembocar en Nueva Orleáns. En su curso se pasa por grandes metrópolis como St Louis, mecas musicales como Nashville y Memphis, y pequeños pueblos que llevan en sus genes la identidad del sur profundo del país. [Para leer más: Por qué los cruceros fluviales de EEUU son un éxito] En este río hay dos grandes compañías que ofrecen los mejores cruceros, American Queen Steamboat Company y American Cruise Lines, con barcos modernos y otros de paletas que recuerdan a las novelas de Mark Twain. La reina del río El American Queen es el mayor barco de crucero fluvial que jamás se haya construido. Diseñado como una centenaria embarcación de paletas, puede transportar a 436 pasajeros. Su interior cuenta con cubiertas sombreadas, detalles en filigrana y muebles antiguos. El American Queen es el mayor barco de crucero fluvial que jamás se haya construido En cada puerto hay lujosos coches antiguos que realizan excursiones temáticas, para tener una auténtica inmersión en la cultura ribereña.   Un tour de siete noches, desde Memphis hasta Nueva Orleáns, cuesta unos 4.500 euros por persona. La duquesa del Mississipi La hermana menor del American Queen es la American Duchess, con una capacidad de 166 pasajeros. Su estilo es más moderno, pero también mantiene ese aire histórico con sus gigantescas paletas rojas de la popa que impulsan a la embarcación. A partir del año que viene ofrecerá nuevas alternativas para sus pasajeros, como programas ‘todo incluido’ (incluyendo bebidas), como sus primos del océano. American Duchess parte desde el puerto de Nashville, en Tennessee, que es reconocida como la cuna de la música country. Lujo a bordo El American Countess será el cuarto barco de American Queen Steamboat Company, también construido en un estilo histórico, y que será botado el año que viene. Con una capacidad de 245 pasajeros, ofrecerá itinerarios por los ríos Mississipi, Ohio y Tennessee, algunos de ellos temáticos enfocados en la historia de estas regiones. En el American Countess se podrán contratar excursiones temáticas sobre la historia de los pueblos ribereños Los pasajeros pueden contratar excursiones en las escalas o disfrutar del tiempo que pasa en los confortables salones, decorados en un estilo clásico, o prepararse para los espectáculos a la Broadway que se ofrece por la noche. Uno de los paquetes más recomendados es el de 14 noches desde Minneapolis a Nueva Orleans, que cuesta 6.370 euros. Los camarotes más grandes American Cruise Lines, la otra gran empresa de cruceros fluviales, cuenta con una flota de siete barcos, algunos modernos y otros que mantienen el estilo clásico. Sus camarotes son los más grandes del mercado norteamericano, y todos tienen balcones que permiten ver cómo pasan las costas con sus granjas, árboles y puertos. [Para leer más: Hay vida más allá del océano, estos son los mejores cruceros fluviales] Uno de estos barcos de paletas es el Queen of the Mississippi, con una capacidad de 150 pasajeros, que recorre el curso superior del gran río con escalas en sitios históricos como Dubuque (Iowa), Red Wing (Minnesota) y la puerta del Oeste, St Paul-St Louis, con su famoso arco. Los amantes de Mark Twain reconocerán fácilmente los paisajes que el escritor plasmó en sus obras. De punta a punta Uno de los cruceros más completos es el que ofrece American Cruise Lines a bordo del American Harmony, un barco que debutará en pocas semanas. Durante 22 días la nave subirá el curso del río desde Nueva Orleans hasta St Paul, en un viaje en el que se podrán conocer las grandes residencias rurales y los campos de batalla de la Guerra Civil del bajo Mississippi, probar las cocinas cajún y creole así como la tradicional barbacoa de Memphis, y descubrir las ciudades que vieron nacer al jazz, el blues y el rock and roll. Con una capacidad para 190 pasajeros, el American Harmony cuenta con amplios camarotes con grandes ventanales. Algunas suites pueden llegar a los 74 metros cuadrados, con facilidades para organizar cenas privadas.