Press "Enter" to skip to content

La fiesta más original de Tenerife

Si quieres descubrir una faceta diferente de Tenerife no puedes perderte la increíble fiesta de los Corazones de Tejina.

Izado Calle Abajo

Los protagonistas de las fiestas patronales del pequeño pueblo de agricultores de Tejina son tres enormes corazones de unos mil kilos que compiten en un certamen de belleza único en España. Tejina está situado al Nordeste de la isla de Tenerife en el municipio de La Laguna cerca de las tranquilas zonas de baño de Bajamar y Punta del Hidalgo y. a unos 30 minutos en coche del aeropuerto Los Rodeos. Los principales actos se celebran entre el 26 de agosto y el 2 de septiembre 2004.

Los Corazones de Tejina son una muestra de cultura popular que mezcla la fiesta con el fervor religioso y que contiene importantes elementos de elevado valor etnográfico y/o antropológico. Se celebran anualmente en Tejina, pueblo situado en la comarca del Nordeste de Tenerife, en la última semana de agosto coincidiendo con la  onomástica de San Bartolomé, Santo Patrón del pueblo bajo cuya advocación está la Iglesia Parroquial.

Procesión

Independientemente de los reconocimientos y galardones recibidos, los Corazones de Tejina son el símbolo de identidad del pueblo de Tejina en torno a los cuales se genera una ingente cantidad de actividad cultural, comercial,
turística y económica, habiéndose convertido en punto de cita obligada en el variopinto deshojar festero de Canarias.

Los Corazones conforman un diseño temático constituido por dos corazones hechos de rama de haya, siendo el inferior mayor que el otro, unidos ambos por un eje central que se ata al palo. Mide 12 metros de altura y en su extremo superior lleva un gran ramo de flores. Se adorna con lazos, flores, frutas y tortas especiales que representan diferentes estampas.

Cada uno de los tres Corazones consiste en unas estructuras que conforman dos corazones (la corona grande y la corona chica), unidos por un eje central que se ata al palo. El armazón, de madera y hierro, está recubierto con rama
de haya a modo de colchón al que se cosen frutas en todo el reborde o ‘corte’ y en el centro de ambas coronas, con forma de cruz. En los cuartos de cada corona se colocan las tortas, elaboradas artesanalmente en los días anteriores
con una masa de harina y agua y posteriormente horneadas como el pan, que pueden representar distintas y variadas estampas (religiosas, agrícolas, costumbristas, folclóricas…).

Izado El Pico

La elección y colocación de la fruta y las tortas resulta fundamental para darle forma al ‘corte del corazón’. Este se recubre con una tela de bandera española en el borde, llamada ‘cortina’, para realzar más el conjunto. Están finalmente coronados por un bello ramo de flores cuyos colores y formas rematan una artística y estética composición llena de armonía. El ramo se elabora independientemente del resto, en una base de tela metálica con esponja , en la que se va ensartando todo tipo de flores. Se añade al Corazón en el último momento y se retoca una vez colocado.

Tradicionalmente los tres Corazones (El Pico, Calle Arriba y Calle Abajo), que representan a los núcleos poblacionales del pueblo, son transportados a hombros acompañados por sus respectivas parrandas desde sus barrios hasta
la plaza de la iglesia. Cada Corazón es cargado aproximadamente por 20 hombres, ya que su peso puede alcanzar los 800 kilos. Encabezan la comitiva niños que portan las banderas. Los recibe San Bartolomé en la puerta de la Iglesia Parroquial y se produce un emotivo acto conocido como la Ofrenda, que se representa desde 1984.