Press "Enter" to skip to content

La Unión Europea cierra su espacio aéreo a todas las operaciones del Boeing 737 MAX

La Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA, por sus siglas en inglés) ha anunciado este martes que “suspende todas las operaciones de vuelo” de todos los aviones Boeing modelo 737-8 MAX y 737-9 MAX en Europa, como medida de “precaución” hasta que se aclaren las circunstancias del siniestro de un aparato de Ethiopian Airlines.
El accidente aéreo del pasado domingo cerca de Adís Abeba, que dejó 157 fallecidos, hizo saltar las alarmas al ser el segundo siniestro en poco tiempo que sufre el modelo suspendido, lo que ha llevado a al menos a un gran número de países y unas 25 aerolíneas a dejar sus aparatos de este modelo en tierra.
“La seguridad aérea es nuestra prioridad número uno y la Unión Europea está dando todos los pasos para garantizar la seguridad de sus pasajeros”, ha escrito en su cuenta oficial de Twitter la comisaria de Transportes, Violeta Bulc.
La medida se aplicará desde esta tarde y afectará también a los vuelos operados por compañías de terceros países cuyas rutas tengan salida o destino en un aeropuerto de la Unión Europea.
La EASA ha explicado a través de un comunicado que está haciendo “todo lo necesario para garantizar la seguridad de los pasajeros” y por eso ha emitido este martes la norma que cierra el cielo europeo a los Boeing 737 MAX como medida de precaución.
El accidente aéreo del pasado domingo cerca de Adís Abeba, que dejó 157 fallecidos, hizo saltar las alarmas al ser el segundo siniestro en poco tiempo que sufre el modelo suspendido.
Desde entonces, varios países de la UE habían anunciado medidas, entre ellos Reino Unido, Francia, Italia, Austria y Países Bajos, pero la decisión de la EASA armoniza la respuesta europea. Hasta febrero de 2019, Boeing ha entregado más de 376 aeronaves del 737 MAX.
Otros países se suman a la media
Kuwait, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Nueva Zelanda y Fiyi han sido los últimos países en prohibir volar en su espacio aéreo al modelo Boeing 737 MAX.
Las autoridades de Kuwait han indicado que se trata de una medida de precaución que tiene como objetivo proteger a la población tanto en el aire como en tierra. En este sentido, la Autoridad de Aviación del país ha explicado que seguirá supervisando la situación a medida que llegue más información sobre el accidente aéreo.
La Dirección General de Aviación Civil de Kuwait ha anunciado por su parte la suspensión de todas las operaciones de dicho modelo de avión tras el accidente de las dos aeronaves. Por otra parte, tanto la aerolínea Fiji Airways como las autoridades del país han aseverado en un comunicado conjunto que confían en las capacidades del modelo pero que los vuelos serán suspendidos a la espera de que se tomen medidas a nivel internacional.
La Autoridad de Aviación de Nueva Zelanda (CAA, por sus siglas en inglés) se ha sumado a su vez a dicha medida. “Se trata de una suspensión temporal mientras analizamos la situación detenidamente y estudiamos la información que llega para determinar los problemas que pueda suponer para la seguridad”, indica un comunicado de la entidad.
En este sentido, las autoridades han afirmado que “dada la poca utilización de este tipo de aviones la CAA tiene tiempo de revisar la situación teniendo en cuenta los trágicos accidentes relacionados con el modelo en Indonesia y Etiopía”.
Canadá y EE UU se mantienen al margen
El ministro de Transporte de Canadá, Marc Garneau, ha insistido en que no tienen intención de suspender los Boeing 737 MAX, pero ha esclarecido que está dispuesto a “actuar de forma inmediata” si surge nueva información que indique que existe un problema al respecto.
Estados Unidos, por otra parte, ha destacado que no suspenderá los vuelos dado que los aviones no presentan “problemas sistemáticos que sostengan una suspensión del uso de los mismos”.
Según el Gobierno estadounidense, ninguna autoridad de aviación extranjera ha aportado los datos oportunos para sostener dichas acciones.
Estados Unidos es el mercado donde vuelan las compañías aéreas que más unidades tienen del 737 MAX: Southwest Airlines, que cuenta con 31 unidades, o American Airlines, con 24 aeronaves de este modelo en su flota.
Estas compañías han defendido el modelo a pesar de que muchos pasajeros han transmitido su preocupación a través de las redes sociales.
Ninguna aerolínea española
En España no hay aerolíneas nacionales que operen vuelos con este modelo de Boeing, aunque Air Europa tiene pendiente un pedido de 20 aparatos, pero compañías de otros países podían volar con ellos hasta ahora.
La low cost irlandesa, la mayor compañía de bajo coste de Europa por pasajeros, no dispone de ningún 737 MAX en su flota aún pero prevé recibir uno en abril, otras dos unidades en mayo y dos más en junio.
Norwegian ha suspendido temporalmente sus vuelos con el 737 MAX, cuenta con18 unidades del 737 MAX y ha encargado 92 más, la medida no afecta al modelo 737-800. En febrero acordó con Boeing el aplazamiento de la entrega de doce aviones 737 MAX de 2020 hasta 2023 y 2024.
TUI Group encargó 72 aviones de la familia 737 MAX para renovar su flota hasta 2023 y cuenta actualmente con 14 aeronaves aunque también ha decidido inmovilizar sus aviones de este modelo.
Otras aerolíneas que han suspendido sus vuelos con el 737 Max son: Air China, Aerolíneas Argentinas, Aeroméxico, China Eastern Airlines, China Southern Airlines, Comair Limited, Ethiopian Airlines, Garuda Indonesia, GOL Airlines, Hainan Airlines, Lion Air, Norwegian Air, Oman Air, Okay Airways, Shandong Airlines, SilkAir, Xiamen Airlines, Turkish Airlines y Royal Air Maroc.
Hay otras compañías más pequeñas como Shenzhen Airlines, Lucky Air, Cayman Airways, Fuzhou Airlines, Kunming Airlines, Eastar Jet, 9 Air y Mongolian Airlines que también han inmovilizado sus aparatos.
En el caso contrario hay otras compañías como Ryanair, Air Canadá, Flydubai o LOT Polish Airlines que han anunciado que continuarán utilizando estos aviones.
La investigación sigue su curso
La agencia europea está “analizando continuamente los datos, a medida que están disponibles”, pero considera que es prematuro sacar cualquier tipo de conclusión sobre las causas del accidente, ha avisado en su comunicado, puesto que la investigación “sigue en curso”.
El caso está en manos de las autoridades etíopes, con el apoyo de expertos estadounidenses, ya que el aparato ha sido diseñado y fabricado en Estados Unidos. La agencia europea también ha ofrecido su asistencia.
Desde entonces, varios países de la UE habían anunciado medidas, entre ellos Reino Unido, Francia, Italia, Austria y Países Bajos, pero la decisión de la EASA armoniza la respuesta europea. En España no hay aerolíneas nacionales que operen vuelos con este modelo de Boeing, aunque Air Europa tiene pendiente un pedido de 20 aparatos.
Por ahora, no hay restricciones por parte de Estados Unidos, el mercado donde vuelan las compañías aéreas que más unidades tienen del 737 MAX: Southwest Airlines, que cuenta con 31 unidades, o American Airlines, con 24 aeronaves de este modelo en su flota.