Press "Enter" to skip to content

Maxvorstadt: direcciones para perderse en el Múnich más ‘cool’

Maxvorstadt es conocido como el distrito de los artistas y los universitarios de Múnich, un cóctel del que solo podían salir las mejores propuestas alternativas y de vanguardia. Es un espacio en el que conviven establecimientos para presupuestos muy ajustados con otros que, a cambio de un ticket más alto, ofrecen lo último en diseño y exclusividad. A pocos minutos andando de la Marienplatz, rodeando por el norte el centro histórico de la ciudad, se abre Maxvorstadt y una inacabable oferta de ocio, gastronomía y compras. Estas son las direcciones a tener en cuenta para la escapada más cool a la capital bávara. El distrito acoge las tiendas conceptuales de firmas imprescindibles como Schwittenberg, con modelos exclusivos de Adidas, Dries Van Noten u Optik Bartholomä, con lo último del diseño en gafas Instalación en la Koenigsplatz. Foto D. Morbitzer | Turismo de Munich. [Para leer más: El universo en una sola calle londinense: así es Elizabeth St.] Las tiendas que sí Así, veremos un mini zoco con prendas muy coloridas y todo tipo de accesorios en Be Gipsy, una de las tiendas de moda vintage más conocidas del barrio (Gabelsbergerstrasse, 68). Más moderno y con referencias de marcas de distribución muy exclusiva, la boutique Bean se encarga de seleccionar lo mejor de pequeñas firmas de todo el mundo y reunirlo en el 25 de la Theresienstrasse. Bean Store. Múnich. Otras tiendas conceptuales, con firmas de lujo pero moda casual en el distrito son Schwittenberg, con modelos exclusivos de Adidas (también en la boutique BSTN, en Amalienstrasse, 44), Dries Van Noten (Salvatorplatz, 4) u Optik Bartholomä, con referencias de firmas alternativas y de diseño de gafas de sol (Schellingstrasse, 13). Lost Weekend combina una librería con más de 3.000 referencias con una cafetería que ofrece cafés clásicos, bollería y sándwiches También hay firmas alemanas como A Kind of Guise, especializada en accesorios tanto masculinos como femeninos (Adalbetstrasse, 41b). Optik Bartholomä, Múnich. [Para leer más: Refshaleøen, Copenhague se reinventa en un viejo astillero] Cafeterías con un plus Si hay algo que diferencia los distritos hípster de los clásicos es la oferta de cafeterías con un plus. Eso precisamente lo encontramos en Lost Weekend (Schellingstrasse, 3), que combina una librería con más de 3.000 referencias con una cafetería que ofrece cafés clásicos, bollería y sándwiches. Su entrada, con un simbólico Love kills capitalism (El amor asesina el capitalismo) es toda una declaración de intenciones. Lost Weekend, Múnich. Foto Lost Weekend. En cambio, si lo que queremos es una gran variedad de cafés, tés e incluso chocolates calientes, además de todo tipo de tartas y bollería, tendremos que dirigirnos al Café Josefina, con una ecléctica decoración que entremezcla detalles asiáticos, flores frescas, toques cursis y otros puramente alemanes como el colgador con los clásicos bretzels. El espacio Man versus Machine Coffee Roasters​ es una de las nuevas incorporaciones del distrito. ¿Un secreto? El pan de plátano es lo más recomendable junto a su espresso Mucho más minimalista, Baresta es el lugar para los amantes del mejor café. Allí no solo se sirve un espresso increíble, sino que es donde se preparan cursos, demostraciones y demás en torno al café. Lo más curioso es que da incluso la posibilidad a los clientes a hacerse su propio café ellos mismos. La estética con palés no puede ser más actual. Baresta, Múnich. En Augustenstrasse, 43. También muy enfocada al café de calidad, el Man versus Machine Coffee Roasters (Müllerstrasse, 23) es una de las nuevas incorporaciones del distrito. ¿Un secreto? El pan de plátano es lo más recomendable junto a su espresso. Picoteo a la alemana En lo referente a picoteo y copas, uno de los rincones clásicos del barrio, el Café Zeitgeist (Türkenstrasse, 74), renovó por completo su oferta y su interiorismo el pasado verano, creando un espacio mucho más moderno y orgánico, con guiños a la decoración industrial y una carta que incluye referentes hípster como el poké bowl de salmón, las quesadillas de aguacate o una extensa carta de ensaladas. La terraza del Café Vorhoelzer Forum​, en la azotea de la Universidad Técnica, con vistas de casi 360 grados sobre la ciudad, ofrece opciones de la mañana hasta bien entrada la noche The Flushing Meadows, Múnich. Foto The Flushing Meadows. Pero si hace buen tiempo, la mejor opción pasa por la terraza del The Flushing Meadows, donde un bar y un club de desayuno comparten espacio, además de servir un buen rango de aperitivos y cócteles (Fraunhoferstrasse, 32). Una segunda opción es la terraza del Café Vorhoelzer Forum, en la azotea de la Universidad Técnica (Arcisstrasse, 21), con vistas de casi 360 grados sobre la ciudad y desde donde admirar el skyline de la capital bávara. Abre desde el amanecer hasta entrada la noche, por lo que también podemos desayunar allí. Vistas 360º de Múnich desde el Café Vorhoelzer Forum. Empezar o finalizar el día con buenas vistas está en nuestras manos. Disfrutar de Maxvorstadt viviendo el barrio como un local nunca fue más fácil.