Press "Enter" to skip to content

Palacio Güell

El Palacio Güell es un edificio que fue diseñado por el gran arquitecto Antonio Gaudí. Se encuentra muy cerca del puerto, en la calle Nou de la Rambla, en Barcelona. Se dice que Gaudí puso todo lo mejor de sí mismo en esta obra y desde luego consiguió lo que esperaba ya que sigue siendo de las principales.
Sin duda, era el encargo más importante que había tenido. Por lo que el Palacio Güell tuvo un sinfín de ideas rodando por la cabeza del arquitecto, hasta que se decidió. Los arcos, los azulejos o la cúpula son algunos de los elementos y detalles que nos encontraremos en esta obra única que hoy pasamos a visitar.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

La historia del Palacio Güell
Hay que recordar que el Palacio Güell fue construido por encargo de Eusebi Güell. Este era uno de los hombres más importantes de su época. Además de ser científico o escritor era político. En el año 1878 conoció al arquitecto Gaudí. Rápidamente se quedó asombrado con todas sus obras y a partir de entonces comenzaría una amistad entre ellos. Justamente, Güell tenía una casa que había sido de su padre, en la zona de ‘La Rambla de los Capuchinos’. Pero además, fue comprando alguna casa más con la intención de seguir ampliando sus dominios por la misma zona.

A partir de aquí le surgió la idea de poder conectar la casa con la Rambla. Esto se haría a través de una zona de patio interior. Así que, este proyecto se lo contó a su amigo Gaudí y pronto comenzaron con todo el papeleo para poder llevarlo a cabo. Su fecha de inicio fue en el 1886 y hasta el 1890 no estaría completado. Sin duda, el resultado fue todo un gran orgullo para Güell. De hecho vivió un tiempo en él, luego pasó a su viuda y finalmente a las hijas de ambos. Es cierto que más tarde lo quería comprar un millonario y llevárselo ‘piedra por piedra’, pero la Diputación de Barcelona fue quien finalmente lo adquirió.Organiza tu viaje

Reserva VUELO para tu viaje
Reserva el HOTEL de tu viaje
Las mejores EXCURSIONES y ACTIVIDADES en español
ALQUILA un COCHE para el viaje
Consigue un SEGURO DE VIAJE con 5% de descuento
Reserva tu TRASLADO desde el aeropuerto

#organiza-inside{
background-color: #5396c10f;
padding-top:1px;
}

#organiza-inside li{
list-style-type:none;
margin-bottom:2px;
margin-top:5px;
display:flex;
}

#organiza-inside li span{
color:#5396c1;
left:-3px;
position:relative;
}

Una visita por el palacio
Sin duda, la visita por el Palacio Güell es de las más sorprendentes. Porque tiene un montón de rincones dignos de ser visitados. Dispone de una zona de sótano, que estaba destinada para las caballerizas. Luego, en la planta baja nos encontramos con un recibidor su portería y la cochera. En la parte del entresuelo se encuentra la zona administrativa. La primera planta sería de tipo social, mientras que la segunda ya estaba destinada a la parte más privada, dado que en ella nos encontramos con los dormitorios.

No podemos dejar de mencionar que contaba con una habitación central que era la más importante para su dueño. Puesto que era gran amante de la música y quiso que en su sala de conciertos hubiera un órgano. Para completar la belleza del lugar, esta habitación se termina en una preciosa cúpula. El área para el servicio se ubica en la tercera planta junto con la lavandería. Sin olvidarnos de la azotea o terraza. Sin duda es otra de las partes idóneas que visitar. Porque en ella se disponen más de 400 metros que están cubiertos por unas 20 chimeneas muy originales. Todas ellas están cubiertas por cerámica de varios colores. ¡Lo que las hace realmente llamativas!.
La fachada del Palacio Güell
Si su visita por el interior fascina, ya solo con ver su fachada también es digno de mención. Toda esta parte está construida con piedra traída de Garraf. Ya que Güell también tenía allí algunas tierras. Si nos fijamos, la fachada tiene unos tres niveles donde el primero de ellos es la zona baja y entresuelo. En ella se ve cómo la piedra está totalmente pulida y vemos las puertas con sus arcos. Las ventajas están protegidas con rejas de hierro pero que forman un toque especial y hasta bien combinado. Ya en el segundo nivel podemos ver la estructura que sobresale o voladizo de igual modo que en la primera parte y con esa piedra pulida. Mientras que un poco más arriba, la piedra está trabajada en punzón. Las ventajas también siguen decorando toda esta parte para darle más vida. Podemos distinguir tanto el escudo de Cataluña, como un Áve Fénix y las iniciales ‘E’ y ‘G’ en homenaje a su dueño.

Cuándo visitar el Palacio y el precio
De martes a domingo tendrás a tu disposición las visitas para el Palacio Güell. Hay que recordar que el primer domingo de cada mes se puede entrar gratis, pero hay entradas limitadas. Se reparten en dos turnos, uno de mañana a las 10:00 y otro por la tarde, cuyas entradas se repartirán a las 13:30.
El horario de verano es de 10:00 a 20:00 desde el día 1 de abril hasta el 31 de octubre.
Mientras que el horario de invierno es de 10:00 hasta las 17:30 desde el 1 de noviembre hasta el 31 de marzo.
La entrada tiene un precio de 12 euros. Pero es cierto que tienen una tarifa reducida a 9 euros para familia numerosa, mayores de 65 años o estudiantes. Aunque siempre aconsejan que lo consultes tanto en su página web oficial como en los puntos de venta en taquilla.
El artículo Palacio Güell ha sido originalmente publicado en Absolut Viajes.