Press "Enter" to skip to content

Room Mate Bruno, de estreno en Rotterdam

Se estrena el Room Mate Bruno en la ciudad neerlandesa de Róterdam. Tradición y modernidad en un edificio que comparte espacio con el mercado Foodhallen.

Equipado con 217 habitaciones, Room Mate Bruno ofrece una historia de mar, viajes o estrellas en cada planta, desayuno hasta las 12 del mediodía y Wi-Fi gratis,  disponible no solo dentro del hotel, sino en cualquier punto de la ciudad. Se trata  del segundo de la cadena en Holanda y el primero que inaugura en el corazón de Róterdam.

El hotel se ubica en el distrito Kop Van Zuid, una de las zonas con mayor vida cultural y uno de los centro arquitectónicos modernistas de Europa.

Imagen de una de las habitaciones de diseño del Room Mate Bruno. Foto: Cortesía de Room Mate Hotels
Imagen de una de las habitaciones de diseño del Room Mate Bruno. Foto: Cortesía de Room Mate Hotels

Los planes de expansión de la cadena hotelera

Fundada y presidida por el empresario Kike Sarasola, la compañía sitúa esta apertura en línea con el plan de expansión internacional de la cadena hotelera. Con 1.522 habitaciones repartidas por el mundo, a sus 23 hoteles se sumarán 11 nuevos para duplicar su capacidad. Estos proyectos es ubicarán en ciudades como Las Palmas de Gran Canaria, Mallorca, Lisboa, Nápoles, París o Roma.

En el caso de Bruno, este hotel de disño ocupa el emblemático almacén de especias del siglo XIX de la zona portuaria de Róterdam, un espacio que comparte con el mercado Foodhallen, conocido como el Manhattan Holandés por su variada oferta gastronómica internacional, tradicional y temática, y su comercio.

Imagen del patio interior del Room Mate Bruno. Foto: Cedida por Room Mate Hotels.
Imagen del patio interior del Room Mate Bruno. Foto: Cedida por Room Mate Hotels.

De viaje por las Indias Holandesas

El interior, diseñado por la arquitecta Teresa Sapey, busca trasladar a sus clientes a un viaje histórico por las Indias Holandesas en el que no pueden faltar los colores, los elementos náuticos y las pinturas flamencas.

En su interior alberga un jardín donde la estrella es un espectacular árbol naranja y los tonos azules ayudan crear una isla de hielo llena de vegetación. El histórico edificio, cuya estructura ha sido mantenida, es el único que no fue derrumbado por las bombas durante la segunda guerra mundial.

Imagen del patio interior del Room Mate Bruno. Foto: Cedida por Room Mate Hotels.
Imagen del patio interior del Room Mate Bruno. Foto: Cedida por Room Mate Hotels.