Press "Enter" to skip to content

Seis restaurantes para enamorarse perdidamente de Alicante

Alicante no es sólo sol y playa; es también un destino culinario de primera índole gracias a sus relevantes productos autóctonos y a sus cocineros que, en los últimos años, han transformado el panorama gastronómico de la ciudad. Si quieres conocer la importancia gastronómica de esta coqueta ciudad marítima, sigue leyendo, porque vamos a mostrarte algunas de sus direcciones más emblemáticas para caer rendido a su cocina. Junto al Real Club de Regatas de Alicante y a escasos metros de un mar Mediterráneo que siempre está presente se alza el restaurante Monastrell [Para leer más: Nuevos restaurantes en Bilbao para quedarse con la boca abierta] Monastrell El restaurante de la chef María José San Román, premiada con una estrella Michelin y dos soles Repsol, se llama Monastrell. Un espacio señero, situado en el Paseo Marítimo, junto al Real Club de Regatas de Alicante y a escasos metros de un mar Mediterráneo que siempre está presente, tanto en el luminoso comedor, como en su terraza. San Román es una de las chefs más reconocidas de Alicante. Su mobiliario, vanguardista y moderno, en el que priman los metales y la madera, resulta perfecto para deleitarse con las  propuestas culinarias de San Román, que se distribuyen en tres menús degustación: Alicante, Monastrell y Monastrell Expresión. En ellos se observan sugestivos platos como los berberechos con puré de coliflor y plancton o la gamba roja en su coral, aceite de azafrán, sal de caviar y granada, entre otros. Mención aparte merecen los arroces, maravillosas creaciones en los que lucen la maestría de la chef. Maravilloso el arroz con bogavante azul, hinojo, tomate y mostaza, o el arroz caldoso con conejo, calamar y ostra. Todos ellos están elaborados con el acreditado azafrán de la firma Verdú Cantó Saffron Spain, mítica especia que resulta fundamental en la cocina de San Román, y que ella trata con soltura, pericia y entendimiento. Arroz con plancton. Monastrell. [Para leer más: Siete nuevos restaurantes que muestran que Sevilla tiene un color especial] El Portal En la céntrica calle Bilbao nos topamos con El Portal, punto de referencia en la ciudad, aclamado por la crítica nacional e internacional y galardonado, entre otros premios, como mejor restaurante de la Comunidad Valenciana y mejor bar de España Forbes 2017. El Portal no es un bar de tapas al uso sino que se caracteriza por la modernidad y la alta cocina El Portal no es un bar de tapas al uso sino que se caracteriza por la modernidad y la alta cocina. Su variado menú incluye de todo, desde unas croquetas de boletus y jamón ibérico a lomo de ciervo asado con lombarda, turrón de Xixona y el jugo de su asado, entre otras delicias. Además de mesas altas en el bar donde disfrutar de tapas y una amplia selección de vinos, también es un elegante restaurante con una decoración atrevida e ideal para una cita en pareja o comer con la familia. Restaurante El Portal, Alicante. También es el lugar perfecto para el after work, ya que ofrece una amplia selección de cócteles y vinos, así como actuaciones de conocidos DJs. Dársena Desde 1961 el restaurante Dársena muestra lo mejor de la cocina tradicional alicantina en un entorno admirable, con vistas panorámicas al puerto deportivo. Su oferta se basa en platos representativos de la Comunidad Valenciana, en los que los arroces son pieza esencial y vertebradora de su propuesta gastronómica. Arroz con gambeta y calamar. Restaurante Dársena, Alicante. Además, encontramos fresquísimos pescados y mariscos traídos a diario de las lonjas cercanas. En 1986, cuando el restaurante cumplió su 25 aniversario, incorporó el término ‘arrocería’ a su denominación y, desde entonces, ofrece en su carta 25 variedades distintas de arroces ya sean secos o melosos. Deliciosos los elaborados con productos del mar: con salmonetes, con marisco de lonja o con bogavante, entre otros. Pero también son un gustazo por su originalidad y presencia los que preparan, por ejemplo, con rabo de toro, o con setas silvestres. Su carta es un compendio de los mejores alimentos que se pueden encontrar en el Levante español, con un menú degustación que encierra platos insuperables como las gambas rojas asadas en sal o el impactante y sabrosísimo arroz con plancton y calamar de bahía. Restaurante Dársena, Alicante. Villa Antonia El Restaurante Asador Villa Antonia nos espera en la playa de San Juan de Alicante, en el interior de una distinguida finca del siglo XIX bordeada por tupidos jardines. Es el paraíso en la tierra de los entusiastas de las mejores carnes, pues su oferta se basa principalmente en cortes de primera calidad de vacas y bueyes procedentes de Galicia. El comedor, en la casa señorial, es confortable e invita a la degustación de las carnes. Pero también de arroces y de ricos platos de pescados y mariscos que arriban todos los días desde las lonjas de Santa Pola y Denia. Los carnivoros serán felices en Villa Antonia. Excelentes las típicas cocas caseras alicantinas -masa de pan no fermentada- cocinadas a la brasa, porque se aderezan con sabrosos salazones de pescado de la zona (bacalao, mojama de atún y huevas). Al frente de este entramado culinario se halla el chef José Antonio Sánchez, que hace equipo con el sumiller Tomás Moreno y el repostero Fran Segura. Villa Antonia, Alicante. Terre En la Explanada de Alicante, frente al mar y el puerto deportivo, el estudio de interiorismo barcelonés TarruellaTrenchs, responsable de lugares emblemáticos como el Celler de Can Roca, ha diseñado el novedoso y elegante restaurante Terre, en el que luce con total protagonismo una amplia cocina vista, que preside el interior del local. Una barra de coctelería, junto a la entrada, y una amplia bodega al fondo articulan la disposición de mesas que generan, a su vez, distintos ambientes. Restaurante Terre. Foto Salva López. La cocina de Terre apuesta por el tratamiento sencillo de un producto de mercado cuidadosamente seleccionado en el que las brasas juegan un papel prominente. Una comida puede comenzar, por ejemplo, con unas ostras Gillardeau y unos mejillones a la brasa con tomate y albahaca, para seguir con un tartar de cangrejo real y gazpacho de tomates verdes o un secreto ibérico de bellota a la brasa y culminar con un refrescante sorbete de Yuzu, hierbabuena y cava.   Salón del restaurante Terre. Foto Salva López. La Ereta En la subida del castillo de Santa Bárbara, del siglo IX y con unas extraordinarias vistas panorámicas al mar y a la ciudad, el restaurante La Ereta destaca tanto por su situación, como por la cocina moderna y bien enfocada, con base tradicional y plenamente alicantina, que desarrolla el chef Dani Frías. Su propuesta gastronómica le ha valido un sol Repsol este mismo año. Caldereta de cigalas, azafran coco y migas de ñora. Restaurante La Ereta (Alicante). En sus salones acristalados se disfruta de platos que viajan desde la costa al interior de Alicante, en tres menús degustación (Ereta, A La Carta y Degus), que demuestran porqué hoy por hoy Frías es uno de los mejores cocineros de la ciudad. La carrillera ibérica de doble montañera al fondillón es de órdago, así como la caldereta de azafrán, cigala y migas de ñora, o el gustosísimo arroz de anguila y longaniza. El restaurante La Ereta ofrece vistas impresionantes de Alicante.