Press "Enter" to skip to content

Sierra Espuña y valle de Ricote en bicicleta

Por germán Sierra
La Región de Murcia es una de las zonas de España con más afición a la bicicleta. No es casualidad que el vigente campeón del mundo de ciclismo en ruta, Alejandro Valverde, sea oriundo de Las Lumbreras. Se respira bici en todo el territorio porque sus paisajes y carreteras se prestan a la perfección al disfrute sobre las dos ruedas, ya sea en carretera o en montaña. Hemos realizado una travesía en bici por los espacios más relevantes de la Región de Murcia para describirlos en dos post.

Arrancamos en un lugar emblemático:el Parque Regional de Sierra Espuña, un muro verde que se levanta a menos de 40 km. del mar, con cumbres que alcanzan los 1.500 metros. Sierra Espuña ofrece posibilidades para todos los gustos: tanto en carretera –no es extraño encontrar entrenando al propio Valverde o a Luis León, oriundo de la vecina Alhama-, como en BTT o bici de montaña.
La forma más completa de descubrir la mayor parte del Sierra Espuña y sus variados paisajes es realizando alguno de los tramos del desafío Espubike o, si se es ambicioso y se está muy en forma, todo el desafío.
Espubike es una ruta que divide el Parque Regional de Sierra Espuña en 4 grandes tramos. Fue diseñado por Espuñaturística con la colaboración de entidades deportivas de todo el entorno del parque. El itinerario es del todo respetuoso con el entorno del mismo, el medio y su biodiversidad, e intenta abarcar toda su variedad paisajística.
Por Germán Sierra
Consiste en las siguientes etapas:
Tramo 1 El Berro-Gebas (25km, 3 horas, dificultad media).
Tramo 2 Gebas-Casas Nuevas (32 km 3 h. 30’, dificultad media).
Tramo 3 Casas Nuevas-Las Alquerías (36 km 4 horas, dificultad alta).
Tramo 4 Las Alquerías-El Berro (53 km. 5 horas, dificultad alta).
Se puede realizar por libre escogiendo algún tramo para realizarlo algún día o intentar completar todo el desafío. Para ello, la organización ofrece un pasaporte con casillas que se marcarán con un sello cada vez que se complete un tramo. Cuando se sellan todos los tramos se recibe una certificación oficial conforme se ha realizado el desafío y se recibe un maillot. En total son 146 km de ruta y 4.300 metros de ascenso.
En Sierra Espuña podremos disfrutar de sus bosques, estepas y zonas de alta montaña, ríos, embalses y cultivos en su periferia. Hay parajes insólitos como el barranco de Gebas, paredes de roca como Leyva, la meseta de la Muela o el barranco de la Hoz. Sin duda, un lugar para descubrir.

Valle de Ricote
Por Germán Sierra
En el valle de Ricote nos adentramos en un lugar de una singularidad excepcional. Se trata de una zona cuyo paisaje es particularmente árido, con montañas calizas y areniscas pero con el agua del río Segura como columna vertebral.
El resultado es un valle que nos retrotrae a otra época y a otras latitudes. Uno piensa enseguida en la idea que puede tener de los oasis marroquíes pero en Ricote este paisaje fascinante se presenta a lo largo de decenas de kilómetros.
En el valle de Ricote podemos diseñar una ruta en bici a nuestro antojo empalmando pueblos y siguiendo siempre el curso del río Segura. El valle lo componen cinco municipios, alguno de gran extensión territorial. Son: Ricote, Ojós, Villanueva, Archena y Ulea, todos equipados con alojamientos por si queremos pernoctar y gran oferta de restauración.
El desnivel en el valle es de apenas unos cientos de metros, por lo que podemos planear una ruta muy llevadera para disfrutar de la bici en familia, incluso con los más pequeños. Además, estamos hablando de vías con tráfico escaso y regulado en velocidad.
Nosotros decidimos los kilómetros porque podemos parar a descansar o retirarnos definitivamente en alguno de los pueblos que nos vamos encontrando por el camino, en los que además, tendremos el privilegio de degustar gastronomía típica de esta zona de la Región de Murcia como las gachasmigas ruleras de harina con tropezones, el cocido con pelotas, el empedrado de arroz y todo regado con vinos de Bullas, Jumilla o Yecla.
Un buen punto de inicio para hacer un itinerario norte-sur es arrancar en Blanca para así poder apreciar el espectacular embalse de Ojós, aunque también podemos hacer el sentido inverso y empezar en Archena para remontar el cauce del río.
Atravesamos pueblos con encanto como Ojós y Ulea, donde bajamos de la bici para callejear por sus estrechas calles y acercarnos a algún puente a ver el río y los cultivos circundantes.
Siguiendo el Segura encontramos gran cantidad de esclusas, compuertas y todo tipo de arquitectura vinculada a la gestión del agua como sus famosos molinos. También lugares en donde se han puesto en marcha planes ambientales para poner en valor el mayor recurso del territorio: el agua y su biodiversidad.
Además, pedaleamos literalmente entre frutales (cítricos, melocotones, ciruelas, etc.). Quien asocie Murcia a un territorio seco se llevará una gran sorpresa en el valle de Ricote, donde el agua vertebra un paisaje único.

Más información | Murcia Turística
Ir a la fuente
Author: Germán Sierra