Press "Enter" to skip to content

Un incendio destruye la catedral de Notre Dame

La Catedral de Notre Dame, en el centro de París, sufre un importante incendio que se puede ver desde diferentes partes de la capital francesa. Las llamas han destrozado el techo y la aguja central gótica del edificio. El fuego se originó a las 18:50 informaron los portavoces del templo, uno de los más visitados de la capital francesa. La policía y los bomberos evacuaron a los visitantes, establecieron un amplio perímetro de seguridad, y analizan evacuar la Isla de la Cité, donde se encuentra el edificio. No se han reportado heridos.   The moment #NotreDame’s spire fell pic.twitter.com/XUcr6Iob0b — Patrick Galey (@patrickgaley) 15 de abril de 2019 Un video capta el momento en que se derrumba la aguja central de la catedral de París. El incendio estaría «potencialmente relacionado» con las obras de renovación del edificio, según han apuntado fuentes de los bomberos citadas por la televisión francesa BFMTV. De todas maneras la Fiscalía de París abrirá una investigación para conocer las causas reales del origen del devastador fuego. El fuego se avistó por primera vez en la parte de la cubierta de la cabecera, sobre el deambulatorio, en torno a las 18.50 horas de la tarde de este lunes. Desalojo de la isla de la Cité Las fuerzas de seguridad han establecido ya un perímetro de seguridad en torno a la catedral y han desalojado los puentes que comunican la isla de la Cité. «Todo está ardiendo. Toda la estructura, que data del siglo XIX en un lado y del siglo XIII en el otro… No quedará nada», se lamentó un portavoz de la catedral, André Finot. «Habrá que ver si resiste la bóveda, que protege la catedral», ha añadido   Un terrible incendie est en cours à la cathédrale Notre-Dame de Paris. Les @PompiersParis sont en train de tenter de maîtriser les flammes. Nous sommes mobilisés sur place en lien étroit avec le @dioceseParis. J’invite chacune et chacun à respecter le périmètre de sécurité. pic.twitter.com/9X0tGtlgba — Anne Hidalgo (@Anne_Hidalgo) 15 de abril de 2019 «Se está produciendo un terrible incendio en la catedral de Notre Dame en París. El Cuerpo de Bomberos de París está intentando controlar las llamas», ha informado la alcaldesa de París, la gaditana Anne Hidalgo, a través de su cuenta en Twitter. «Estamos movilizados en estrecha colaboración con la Diócesis de París. Invito a todos a respetar el perímetro de seguridad», ha añadido. El fuego destruyó la aguja central y gran parte del techo de la catedral. El presidente de Francia Emmanuel Macron dijo estar «triste por ver que una parte de nosotros arde». En un mensaje en Twitter expresó su apoyo a todos los católicos y los franceses. Notre-Dame de Paris en proie aux flammes. Émotion de toute une nation. Pensée pour tous les catholiques et pour tous les Français. Comme tous nos compatriotes, je suis triste ce soir de voir brûler cette part de nous. — Emmanuel Macron (@EmmanuelMacron) 15 de abril de 2019   Mensaje de Pedro Sánchez Los diferentes líderes políticos del mundo y de España expresaron su conmoción por el suceso. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, lamentó el incendio que está afectado a Notre Dame, «una triste noticia para nuestra historia y nuestro patrimonio cultural universal». En un mensaje en Twiter, Sánchez señaló también que sigue «con preocupación» las informaciones que llegan desde París por el incendio de Notre Dame, «una de las catedrales más bellas del mundo». Un edificio emblemático Este templo es uno de los edificios más emblemáticos de la capital francesa. Construida entre 1163 y 1245 en la Île de la Cité, la Catedral de Notre Dame de París es una de las catedrales góticas más antiguas del mundo. En sus ocho siglos de historia fue reformada en varias ocasiones, siendo la más importante la de mediados del siglo XIX. Inmortalizada en obras como Nuestra Señora de París, de Víctor Hugo, era uno de los monumentos más concurridos de la ciudad, con 13 millones de visitantes anuales. Notre Dame acogió importantes acontecimientos a lo largo de su historia, entre los que destacan la coronación de Napoleón Bonaparte, la de Enrique VI de Inglaterra o la beatificación de Juana de Arco.